Live

Watch CBSN Live

Descubren túnel con imágenes prehispánicas en Ecatepec

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hallaron en el Albarradón de Ecatepec, Estado de México, un túnel que se cree sea parte de un colosal dique de cuatro kilómetros que habría sido construido por tres mil indígenas para regular las aguas de los lagos Xaltocan y Zumpango al de Texcoco.

Anteriormente llamado Calzada de San Cristóbal, hoy es conocido como Albarradón de Ecatepec y ha sido fuente de importantes hallazgos arqueológicos para el INAH, entre ellos, el de este túnel-compuerta de 8.40 metros de largo con 11 imágenes prehispánicas, entre petroglifos y relieves estucados, dispuestas en sus costados.

En el conjunto de petroglifos del sector oriente, se distinguen las tallas de:

·         un chimalli o escudo de guerra

·         la cabeza de un ave de rapiña

·         una punta de pedernal

·         un elemento que el arqueólogo Alfonso Caso identificaba como 'adorno de papel'

De las imágenes labradas, por su estado de conservación y estucado, sobresale la piedra clave del arco del túnel, la cual se compone por dos partes:

·         un teocalli (templo) perfilado en su parte baja

·         tres lóbulos en su parte alta que, a su vez, están asociados con estucos que asemejan gotas de lluvia, rasgo iconográfico que "indica que la talla y el templo que representa, tienen un vínculo con Tláloc"

En el extremo poniente, se ubicó un glifo más cuya iconografía permanece en estudio. En esta misma área que otrora fue el acceso del agua al túnel, los investigadores han hallado cuatro clavos de hierro, así como dos vigas de madera de 6.50 metros de largo y un pilote del mismo material orgánico, que se teoriza forman parte de la compuerta original del dique.

Raúl García, coordinador del proyecto de salvamento arqueológico y puesta en valor del Albarradón de Ecatepec, del INAH y el gobierno del Estado de México, en las obras de la construcción de la Línea 4 del sistema Mexibús, señaló que no es inusual hallar materiales de reuso en la estructura del dique, pero sí es inédito el realce de las piedras labradas al ubicarse en la arcada.

Hipótesis del dique virreinal

Aparentemente los glifos y los estucados de las arquerías provengan de los pueblos prehispánicos de Ecatepec y Chiconautla, cuyos habitantes, se sabe, participaron codo a codo con indígenas de la región para erigir el dique en ocho meses.

Destacó que el túnel recién descubierto se ubica en un área conocida como Patio de Diligencias, a 500 metros del inicio del Albarradón; el cual, por el momento, reporta tener cinco metros de diámetro y más de seis de profundidad en su arco de desfogue (sector oriental). Para los especialistas, es claro que el pasaje pertenece a las tres compuertas originales del dique.

En la época virreinal, abundó, el dique estaba integrado por dos compuertas tripartitas, es decir, con tres conductos de desfogue, colocadas en sus extremos, donde hoy se localizan la Casa de Morelos y Venta de Carpio, así como por una intermedia, de un solo túnel, que corresponde a la ahora hallada en el Patio de Diligencias.

El Albarradón será un corredor peatonal y parque público

Declarado Zona de Monumentos Históricos por decreto presidencial del 23 de marzo de 2001, el Albarradón de Ecatepec está protegido en el contexto de la obra de la Línea 4 del Mexibús.

En el terreno de 500 metros de largo que concentra los hallazgos arqueológicos referidos, la ruta del Mexibús fue alejada 50 metros del Albarradón. En ese espacio se contó con el apoyo del gobierno estatal para crear un parque público que, se anunció, estará abierto al público dentro de 15 o 20 días.

El director del Centro INAH Estado de México, Antonio Huitrón, declaró que la apertura al público de esta sección del albarradón contribuirá a "hacer ciudad", y acercará a los habitantes de las colonias aledañas al centro de Ecatepec, lo mismo que a los futuros usuarios del Mexibús, "al patrimonio cultural del cual son herederos".

Fases del albarradón

Detalló que como parte de un Plan Maestro de puesta en valor del Albarradón, en una primera fase, se han instalado áreas verdes y corredores, y se ha retirado el pavimento que cubrió la calzada virreinal durante gran parte del siglo XX, a fin de volverla un paso peatonal de libre acceso.

Una vez que finalice esa primera fase del Plan Maestro, se contempla emprender dos etapas posteriores:

·         Se buscaría conectar el parque público con el Puente de Fierro

·         Conectar el parque con la compuerta tripartita cercana al Centro Comunitario Casa de Morelos (CCCM).

Foto: INAH.

View CBS News In