CBSN

Sobrevivientes de Álvaro Obregón 286 recuerdan trágico 19S

Diego Arcos participó en labores de auxilio tras el terremoto del 19 de septiembre de 2017. Es voluntario de la Cruz Roja en la Ciudad de México. Logró dos rescates en Álvaro Obregón 286.

El de Ivone Sosa Razo. Y el de Patricia Acevedo.

Diego Arcos, rescatista de la Cruz Roja: "Y al fondo se escuchaba la voz de una mujer era Ivone, nos pedía ayuda y atrás de ella, no se podía ver por toda la estructura y la oscuridad pero escuchamos una segunda persona, no tenía cara para nosotros solo sabíamos que se llamaba Paty".

Patricia Acevedo, sobreviviente: "Yo quedé bocabajo, muchos sentimientos encontrados porque también pensé que mis hijos estaban en la misma situación que yo, que no nada más ese edificio se había colapsado sino que todo México se había caído".

Al menos  12 personas de diversas corporaciones trabajaron en ese reducido espacio para liberar a las dos mujeres, que estuvieron atrapadas más de 10 horas.

Patricia Acevedo, sobreviviente: "Porque hubo mucha gente detrás que estuvo en el rescate, pero Diego estuvo ahí mucho tiempo hablándome, y bueno imagínate, no sabes cómo le doy las gracias, y que Diosito haya puesto sus angelitos ahí".

Diego al igual que muchos rescatistas y civiles cambiaron las horas de descanso por ayudar.

Diego Arcos, rescatista de la Cruz Roja: "Intensos, dormíamos como podíamos a veces dormíamos entre los asientos de la ambulancia, a veces nos quedábamos sentados dormidos en lo que nos permitían el ingreso al equipo especial, tratamos de recuperar las horas de sueño, pero como teníamos una adrenalina hasta arriba pues el cansancio no llegaba".

Luego de esos días tristes y duros, Diego Arcos es considerado como un héroe, así lo ve su hija.

Diego Arcos, rescatista: "Tengo una hija de 8 años, hasta la fecha, los mensajes que me pone de que soy su héroe y esas cosas, eso es lo que te alimenta, para poder hacerlo".

De Álvaro Obregón, diego fue enviado al Colegio Rébsamen, de ahí a dónde se necesitara, así fue esa jornada de martes a domingo. Cinco días intensos, que nunca olvidará.

Con Uno, Gustavo Castillo