CBSN

Pedazo de madera le salva la vida a náufrago Mexicano

In the Uno TV section for CBS, you'll find relevant news of the day from Latin America, including "Todo en Uno," a one minute wrap-up of the day's news from Mexico, and commentary of Nacho Lozano- a satirical look at the latest news and political developments from Mexico.

Originario de Yucatán, David es pescador desde hace 17 años, pero el pasado 30 de marzo vivió la experiencia más angustiosa de su vida.

naufrago3.jpg
David Mejía con familiar después de ser rescatado
Uno TV

El 30 de marzo, David junto con tres amigos pescadores, rentaron una lancha, el "Araceli I" para pescar mero. A las cuatro de la tarde se disponían a regresar a tierra, pero de pronto una marejada hundió la embarcación en la que viajaban.

Los tres compañeros de David lograron quedarse juntos agarrados de una nevera, pero él no pudo alcanzarlos. Sus compañeros fueron rescatados ese mismo día.

David se quedó a la deriva en alta mar.

En propio David Mejía narra su experiencia: "De pronto vi una tabla del tamaño de una puerta de triplay. Empecé a rogar a Dios que venga esa tabla, porque era mi única esperanza porque no iba a aguantar toda la noche. Logré sujetarme, subí medio cuerpo en la tabla y medio cuerpo se quedó en el agua," narró David Mejía sobre su experiencia.

Llegó la noche del Lunes y a lo lejos logró distinguir una luz. Era una embarcación pequeña.

"Empecé a nadar toda la noche con esa tabla agarrada. Era una embarcación de Dzilam Bravo, (pequeño puerto en Yucatán) porque cuando faltaba poco para que yo llegue a ella, y ya estaba aclarando, subieron su ancla y se quitaron, pero no me vieron. En ese momento, después del cansancio, después de nadar toda la noche, sentí que no, así como empezar a desesperarme", declara a UnoTV sentado en la cama del hospital donde fue atendido.

El martes 31, David buscaba con esperanza que alguna embarcación pasara. De hecho, vio dos barcos a lo lejos, pero por más que gritó y movió las manos, no lo vieron.

"Y así entró la noche, otra vez, la segunda día, ni dormía, quizá creo que sí dormía segundos creo, porque cuando reaccionaba otra vez, me estoy hundiendo y soltaba la tabla, lo que hacía es otra vez tratar de llegar a ella y sujetarme", narra David con la voz entrecortada.

"Mientras más pasaban las horas, nos quitamos al puerto como a las nueve de la noche, entrando el último barco y nada, y mis esperanzas eran muy pocas, pero mi corazón confiaba," contó Sarahí Villa a las cámaras de UnoTV.

Para el jueves David ya casi no tenía fuerzas, apenas las suficientes para no soltar el madero.

La mañana del viernes 03 de abril, el Viernes Santo, cuando David, volvió a nacer. Un barco de la Armada de México por fin lo encontró.

naufrago2.jpg
Uno TV

"Se fue acercando y ví a dos personas arriba. le empecé a hacer señas con mi mano y nada, no se detenían hasta que escuché que decían 'hombre al agua.' Sentí, dije '¡Dios mío, gracias, gracias!', hasta me dio ganas de nadar lo más rápido", detalla David.

Fue llevado de inmediato al Hospital Militar en El Puerto de Progreso, y después trasladado a la capital de Yucatán, a Mérida, al Hospital General Agustín O'horán, en donde se recupera por deshidratación, y en donde narra a su familia la angustia que vivió, pero ahora con una sonrisa en el rostro.

Con Uno, Katia Espinosa.