CBSN

El comentario de Nacho Lozano

Here you'll find the commentary of Nacho Lozano, a daily satirical irreverent look at the latest news and political developments from Mexico, as well as reports on the most relevant news of the day. You'll also find Todo en Uno, a one minute wrap-up of the day's news from Mexico.


Hoy empezamos con nuestros especiales de Semana Santa. ¡Ay! esa Semana Santa parece que nos ha durado todo el año, no? ¿A poco no? Fíjese, desde aquel Pacto por México en que los apóstoles de las reformas estructurales se sentaron en la misma mesa, a beber el vino y el pan de la democracia, los acuerdos y las transformaciones que México necesita, se respiraba entonces un halo de grandeza.

Pero todo se fue a la tiznada, por muchas razones. Unos acusaron que nuestro Apóstol Luis, el "Manos de Tijera" por los recortes Videgaray, había vendido nuestro oro negro, lo más sagrado de los mexicanos, nuestro PEMEX, por 30 barriles de petróleo o 30 monedas de petróleo, y que a los mexicanos nos había dado nuestro beso de Judas, con eso del escándalo de las casitas. Ahora si que como diría Gil Gamés, así las casas.

Luego vendría el Via Crucis del mexicano. El mexicano común y corriente eh, el Vía Crucis de usted, de su esposa, de su vecino, mi Vía Crucis y el de todos. Ahí teníamos a las amas y amos de casa haciendo milagros con lo poquito que crecía nuestra economía mexicana y del hogar. Con poquito dinero uno tenía que hacer el milagro de la multiplicacion de los peces, el vino, las aguas, las milanesas, las papas y las tortillas oiga! Hasta milagros hacemos con la multiplicación de los huevos, que nos dejaron ir como si nos estuvieran vendiendo huevos de oro. Casi cuarenta pesos un kilo de huevo en México oiga. ¿Se imaginan los milagros de las amas y los amos de casa? ¡El huevo mexicano más caro que un barril de petróleo! Dan ganas de terminar en un árbol como Judas Iscariote, nomás de coraje. Pero no, los mexicanos sabemos aguantar.

En fin. Nos quedamos con ganas de tener nuestro tren México-Querétaro. Nada, la situación económica de México no permitió construir semejante transporte en el que hasta María, José, Jesús, los romanos pudieron haber huido como dicen las sagradas escrituras del Plan Nacional de Desarrollo. En cambio, a ellos y a los mexicanos, no nos quedará más que responder cuando nos pregunten ¿vas a Querétaro? Sí, pero en mula porque ya no hay tren, la famosa mula del nacimiento de Jesús que ya está más cansada que el mexicano con tanta crisis.

Mañana le seguimos con más del especial de Semana Santa, mientras, los espero en Facebook. En mi página /NachoLozanoPage