CBSN

Amplían búsqueda de italianos a Michoacán y Colima

La búsqueda de tres italianos que desaparecieron hace casi tres semanas en Jalisco fue ampliada a las entidades vecinas de Michoacán y Colima.

Hay tres líneas de investigación, según las autoridades: las actividades comerciales que los italianos efectuaban;  una versión de que la policía los detuvo antes de que desaparecieran; y la posible implicación del crimen organizado. Aunque no está confirmada la relación de alguna con las desapariciones.

En los retratos publicados en internet en México, se identifica a los italianos como: Raffaele Russo, de 60 años; su hijo Antonio Russo, de 25, y su sobrino Vincenzo Cimmino, de 29, todos de la zona de Nápoles, Italia.

Los tres desaparecieron en el municipio de Tecalitlán cuando viajaban en dos camionetas blancas que la policía no ha localizado.

La pesquisa se retrasó inicialmente porque los tres italianos habían sido descritos como turistas, pero los investigadores averiguaron que presuntamente vendían mercancías piratas, como: equipos eléctricos y herramientas, afirmó el fiscal general del estado de Jalisco, Raúl Sánchez.

 "A raíz de eso intensificamos más la investigación sin dejar de investigar lo que se ha dicho desde un principio de la policía municipal de Tecalitlán. Hay una supuesta llamada telefónica donde uno de ellos dice que una motocicleta y una patrulla le indican seguirlos o hacer un alto", señaló Raúl Sánchez.

Tampoco se descarta que las actividades comerciales que los italianos realizaban pudieran estar relacionadas con las desapariciones. Sánchez dijo que Russo  padre ya contaba con antecedentes penales ya que fue detenido hace tres años en el estado de Campeche.

Hasta el momento, los trabajos de inteligencia realizados por la Fiscalía están en coordinación con  la embajada de ese país ya que además de ser buscados, se tuvo información de que otro italiano fue detenido en Guanajuato.

Por su parte, las autoridades se reunieron el martes con diplomáticos italianos para compartir información y ponerlos al tanto de los avances de las investigaciones.