CBSN

Ficheros mexicanos, una tradición de bailes de salón, donde hombre venden sus mejores pasos de baile con mujeres, por 20 pesos la pieza.

En punto de las 10:00 de la noche la orquesta ya está lista, y los tonos rojizos y brillantes se apropian de la pista del "Barba Azul", un cabaret que con 68 años de historia decidió cambiar roles; esta es una noche de ficheros.

"Nosotros venimos aquí un día a emular e invertir esos roles de alguna manera, venimos a aprender y a proporcionar otra experiencia para las compañeras o para los compañeros que también buscan venir por un fichero", comenta Erick Monterrosas, activista social y uno de los ficheros del evento.

Aunque ser fichero no es su actividad laboral todos los días, son 15 hombres, quienes por 20 pesos por pieza, muestran los mejores pasos, y hacen lucir a su pareja en el centro del salón.

Analy es una de las clientas del lugar, y a pesar que no es su primera vez en este cabaret, sí es su primera "Noche de Ficheros", evento cultural y de entretenimiento donde los que fichan son ellos.

"Con 20 pesos tienes la oportunidad de bailar con un chico. Es algo nuevo y liberador donde se rompen estereotipos, pues aquí no son los hombres que invitan a bailar a las chicas; somos nosotras las que pagamos por un pieza", nos cuenta Analy Castro.

Otra de las usuarias que ha asistido a cinco ediciones de "Noche de ficheros", de las 11 que ha realizado el cabaret, afirmó que ellos utilizan la seducción como estrategia.

"Si tú eres un poco primeriza en estas noches, hasta crees que está coqueteando contigo, y entonces, lo sacas más veces a bailar, es como parte de un juego en el que te involucras", comenta Adriana Franco, visitante frecuente.

Quien acude a este centro nocturno, ubicado en la colonia Obrera de la delegación Cuauhtémoc, hace honor a su trayectoria de más de medio siglo, así lo contó a Unotv.com, Carlos Báez, organizador del evento que rompe estereotipos.

"El Barba Azul es un espacio que ha resistido 68 años a la transformación de la vida nocturna, y que se sigue manteniendo en pie como una práctica cultural de barrio, aquí su público, su gente y las chicas 'ficheras' han resistido con él", nos relata Carlos Báez, coordinador de actividades culturales del cabaret.

El baile y el respeto hacia las mujeres, aseguraron los propios ficheros, es el principal objetivo. Por esta razón, deben acudir presentables en todo momento: bien vestidos, perfumados y aseados.

Uno más de los ficheros, que durante el día se dedica a la actuaria, Víctor Hugo, comentó que ellos brindan un servicio, pues están generando una expectativa para las asistentes a este proyecto social y de esparcimiento.

La fiesta que se vive, no es todo, la pista misma es un homenaje.

"Es una noche mágica que tiene muchos año en México, que veíamos en las películas que veían nuestros papás, y hoy es una forma de homenaje. El propósito es que la gente reconozca esta actividad, y lograr cambiar el concepto de las ficheras, pues son hermanas, madres, novias..."

En promedio, cada fichero baila 25 piezas por noche, si la va bien, reúne así, 500 pesos.

Pero el dinero en esta tertulia, no es para ellos, sino para las mujeres que bailan "por ficha". Aunque no es mucha la cantidad que se obtiene, éste se dona, y se reparte entre las chicas ficheras del lugar que esa noche no trabajaron.

El Barba Azul realiza hasta tres "Noches de ficheros" al año, en apoyo a la equidad de género.

Reportajes especiales Uno TV