CBSN

Migrantes Centroamericanos exigen derechos al cruzar frontera en el sur de México

"Los migrantes no somos criminales. Somos trabajadores, internacionales," cantaban los que formaron parte del viacrucis.

El peregrinar llego a su fin. La mañana de este sabado, el viacrucis migrante llego a la Ciudad de México. Acudieron a la Basilica de Guadalupe a pedir por los migrantes muertos y poner fin al programa de La Frontera Sur implementado en el 2014, entre otras cosas pretende evitar que viajen en el tren conocido como la bestia.

padre.jpg
El padre Solalinde es el director del albergue Hermanos del Camino, quien ayuda a migrantes viajando
Uno TV

"Estamos aquí para decirles a ustedes, para demostrar que esta haciendo el programa de La Frontera Sur. Y como el problema de todo, y por encima de cualquier derecho, y así lo hizo sentir el comisionado, no lo dijo con estas palabras pero si lo hizo sentir, esta aplicar la ley. ¿Cual ley? Un programa que ni es ley. Es un programa, no tiene ni siquiera el rango ni categoría de una ley," declaró el padre Solalinde, Director del Albergue Hermanos del Camino.

Los 250 migrantes precedents de Honduras, el Salvador, Guatemala, Nicaragua y Cuba ingresaron al recinto Mariano. La iglesia católica se comprometió a orar para evitar violaciones a sus derechos humanos.

"La iglesia como buena samaritana, tiene que entender estos fenómenos de migración. El Papa renuncio venir aquí porque quería llegar a la frontera para visitar estos asuntos de migración. Y cuando venga seguro que irá a las fronteras,"comentó el padre de la iglesia.

Este encuentro religioso también sirvió para denunciar las agresiones que sufrieron el 15 de abril en el reten del espinal Oaxaca para evitar que esta caravana llegara a la capital del país.

"Y fui presa de un peloton antimotines, el cual no se midió, para darme directamente las manos y quebrarme un dedo. No tuvieron escrupulos, no tuvieron nada. Lo que querían eran desintegrarnos," declaró un migrante Guatemalteco.

"Me oprimieron con su escudo antimotines, me hicieron vomitar 5 veces, me agredieron mi costado izquierdo y fue algo fatal porque todos venían encima de nosotros, de los niños, todos golpeados," dijo una migrante Nicaraguense.

Las 139 quejas sobre estos hechos se formalizaron una tarde del sabado tras una reunión con la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

"Se compromete a integrar la documentación de cada queja. ¿Si? La que ya había, la que le entregamos hoy. También el dice que, declara, que su política de ninguna manera va en la criminalización de los migrantes," dijo el padre Alejandro Solalinde.

El viacrusis migrante concluyo este domingo con una reunion de la Comisión de Derechos Humanos en el Distrito Federal.

Con uno, Michelle Vejía.