Incertidumbre crece entre damnificados por sismos de septiembre

In the Uno TV section for CBS, you'll find relevant news of the day from Latin America, including "Todo en Uno," a one minute wrap-up of the day's news from Mexico, "Política Ficción," a satirical look at the latest news and political developments from Mexico, and CBS original content translated to Spanish. 

El edificio de Juana Pérez fue de los que quedaron inhabitables tras el terremoto del pasado 19 de septiembre. Rompió sus paredes y soportes. Tiene que ser demolido inmediatamente.

Era su hogar y hoy se desmorona frente a sus ojos.

"La vida fue lo único que nos quedó, ahora a salir adelante, perder lo que teníamos del esfuerzo de tantos años para ahora no tener nada, más que estar atenidos a que nos ayuden", comentó.

Se ubica en calzada Miramontes 3010, en la delegación Coyoacán, al sur de la ciudad de México.

"Todos mis recuerdos, mi vida, mis cosas están ahí, o sea nuestros recuerdos emocionales, fotografías y no solamente son los de mi hija, sino yo también tengo ahí los de toda mi infancia", relató Remedios Alva, otra de los afectados.

La incertidumbre crece entre los damnificados de éste y otros seis inmuebles con severos daños.

Además, no tienen acceso a  apoyos del Fondo Nacional de Desastres, a pesar de que sus viviendas eran de interés social.

"Nos están diciendo que el Fonden está exclusivamente dedicado a la gente de muy bajos recursos, la cual haya perdido todo. Como nosotros somos considerados como clase media y no perdimos todo, está todavía parado el edificio, pues no nos dan nada. Nos dijeron ya directamente que tenemos que rascarnos con nuestras propias uñas", señaló José Carlos Velázquez, damnificado.

Y los 15 mil pesos mensuales que tendrían que pagar por los créditos de 2 millones de pesos que ofrece el gobierno de la Ciudad de México son muy superiores a sus sueldos y pensiones.

"Básicamente en la reconstrucción, se sabe que hay donativos, se sabe que el gobierno de otros países ha participado, entonces eso es lo que queremos, la reconstrucción y no que nos ofrezcan créditos porque no estamos para créditos. Ya los departamentos estaban pagados y no estamos para endeudarnos otra vez", dijo Cinthya Puertas, damnificada.

Aunque algunos han encontrado acomodo entre sus familiares, otros han recurrido a albergues, pero ya cuentan malas experiencias.

"Resulta que no está mi celular y que todo mi dinero también se marchó, estoy segura que no fue ningún voluntario, yo creo que fue alguien de ahí", resaltó Yolanda Rodríguez, damnificada.

Mientras la comunidad sigue apoyando con víveres y ropa, estas mantas le piden al gobierno que no olviden a cerca de 200 familias que lo han perdido todo.

Uno TV