CBSN

En Tiempo Real: Los institutos mejores pagados de México

Mire este video que circula en redes sociales. Son dos gringas racistas y xenófobas que comenzaron a insultar a una mexicana, de esas que simpatizan con Trump y que en un restaurante no bajaron de apestosa a esta mujer de blanco, a esta mexicana quien finalmente reaccionó y órale con una, ¿y que la otra qué? Agarró a “catorrazos” a las dos. El restaurante le aplaudió, pero pues ya sabemos que la violencia respondida con violencia es un circulo sin fin.

De los círculos que le gustan a Trump y a los xenófobos que votan por él.

Los peor es que este tipo de escenas se están repitiendo cada día más en la Unión Americana.

Ayer, el Hitler pelos de mazorca anunció que el primer día de su mandato, o sea un día después del 20 de enero,  tendrá como prioridad retirarse del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, el TPP, por sus siglas en inglés, mire lo que dijo Trump:

Ah, órale Trump, la banda te saluda.

Lo bueno es que según el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, Trump ya tiene un tono más conciliador.

No señores, Trump nos quiere empinar. Nos está bajando los pantalones como se los bajaron a Justin Bieber, mire:

Ni chilles, que bien que te gusta pasar a saludar.

Así le va a ir a México con el TTP y así le ira con el TLC.

Mientras eso pasa en Estados Unidos, esto ocurre en nuestro país:

Los comisionados del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios, son los mejor pagados del país; cada uno cobra 2.1 millones de pesos al año papá, esto es, 181 mil 942 pesos al mes. Todavía dijera uno, estos cuates trabajan y ponen el ejemplo para desquitar su sueldo. Sí, claro.

Uno pensaría que la presidenta del organismo, Josefina Román, así como los comisionados Eva Abaid Yapur, Javier Martínez, Zulema Martínez y José Guadalupe Hernández,  diario, pero diario le dan un besito al sueldo, pero no. Son el lugar 11 a nivel nacional, con un ranking de 56.87 puntos en una escala de 0 a 100. O sea que ni de panzazo acredita  y en cambio se empanzonan a puro billetazo. De nuestro billetazo. Eso es, cobrar en grande, En Tiempo Real.